miércoles, 27 de abril de 2016

Crometofobia



El miedo es una situación normal en nuestra vida, tiene una función de protección, de ayuda y de supervivencia, pero se convierte en un problema cuando es paralizante o cuando nos impide lograr aquello que queremos en nuestras vidas.

No es fácil aceptar que se tiene un miedo o una fobia. Una de las fobias más difícil de
 aceptar es la crometofobia, es decir la fobia al dinero. Sí, sí al dinero. 



Por extraño que parezca hay personas que sufren un miedo irracional al dinero. El dinero por si sólo es neutro, no tiene ningún valor, ni positivo ni negativo, pero nosotros se lo otorgamos en función de las experiencias que hayamos tenido con él.
 Normalmente es positivo porque con él podemos adquirir desde las necesidades básicas hasta los más lujosos caprichos, pero hay personas a las que el dinero les ha hecho mucho daño, les ha traído falsos amigos, discusiones familiares, problemas con la pareja, etc. y por este motivo deciden no tener más dinero del suficiente para sobrevivir, ya que así disminuyen la posibilidad de sufrir determinados problemas. 

En estos casos se asume que el dinero es algo peligroso porque puede dañar, es decir la persona asocia el dinero con experiencias negativas. Al tener poco dinero hay que padecer las dificultades propias de la escasez de este junto con la ansiedad y el estrés que produce el sobrevivir con poco, con lo cual se refuerza el concepto de que el dinero es negativo y provoca infelicidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario