miércoles, 16 de marzo de 2016

Ortorexia



¿Pasas más de 3 horas al día pensando en una dieta sana?
¿Te preocupas más de la calidad de los alimentos que del placer y el disfrute de comerlos?
¿Te sientes culpable cuando te saltas tus convicciones dietéticas?
¿Planificas hoy cada detalle de lo que vas a comer mañana?
¿Te aísla socialmente tu manera de comer?
¿Aumenta tu autoestima cuando crees que comes alimentos sanos?
¿A cuántas de estas cuestiones has respondido “Sí”?



Ya hace más de una década desde que apareció la palabra ortorexia en las consultas de psicología, pero pocas son las personas que han oído hablar de ella.
La ortorexia es un trastorno obsesivo-compulsivo caracterizado por la fijación patológica de comer alimentos sanos. 

Estar concienciados por comer adecuadamente es perfectamente comprensible, e incluso conveniente para el buen funcionamiento de nuestro organismo porque previene algunas enfermedades. El problema surge cuando ese fin se convierte en una auténtica fijación.


Originalmente la mayor parte de las personas que la padecían eran mujeres, pero 

 actualmente el número de hombres que la sufren ha aumentado considerablemente. Sin embargo, el hecho de que sea más frecuente en personas con un alto nivel adquisitivo se sigue manteniendo en el tiempo debido al alto precio de los alimentos que consumen quienes padecen ortorexia.

  De momento, la ortorexia no la recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario