martes, 22 de noviembre de 2016

Claves para que una relación de pareja funcione







Se dice que el valor de tu relación de pareja está directamente relacionado con el 

tiempo que le dedicas, pero

-      ¿Es fácil detectar si una relación de pareja es saludable?

-      ¿Cuáles son las claves para que una relación de pareja funcione y sea saludable?

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 24:00. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo.

martes, 8 de noviembre de 2016

¿Para qué sirve llorar?



Llorar es algo natural, las lágrimas surgen cuando nos pican los ojos, cuando estamos tristes, cuando nos dan una gran alegría…



-      ¿Todo el mundo llora?

-      ¿Qué tipo de lágrimas existen?

-      ¿Para qué sirve el llanto?

-      ¿Por qué, a veces, lloramos cuando estamos contentos?

-      ¿Qué ocurre si alguien no puede llorar cuando está triste?

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 29:22. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo.

martes, 4 de octubre de 2016

Cómo nos comportamos con el dinero



Hay quien piensa que sería más feliz con más dinero, quien cree que no cambiaría su 

forma de ser si tuviese el billetero más lleno, otros están convencidos de que ganarían 

seguridad en si mismos, pero



-      ¿Controlamos el dinero?

-      ¿Realmente el dinero da la felicidad?

-      ¿Por qué es tan difícil rechazar un soborno?
 
-      ¿El dinero cambia a las personas?

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 31:14. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo.

martes, 27 de septiembre de 2016

Hipocondría digital o cibercondría





-          ¿Es perjudicial buscar información médica en internet?

-          ¿En qué consíste la hipocondría digital o cibercondría?

-          ¿Cuáles son los efectos negativos de la hipocondría digital?

-          ¿Qué podemos hacer para evitar hipocondría digital? 

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 29:39. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo.

miércoles, 29 de junio de 2016

Que el miedo no te frene. Martina y su bici



Como cada verano, Martina terminaba el colegio y no podía ser más feliz. El verano significaba tardes infinitas sin hacer nada en la urbanización de sus tíos. Además, este verano, tenía la gran novedad de haber aprendido a montar en bici y estaba deseando estrenarla con sus amigos. Así, que cuando el timbre sonó aquella calurosa mañana, no dudó ni un momento, en despedirse de sus tíos y correr con la bici a cuestas, donde estaban esperándola.


Al principio todo iba bien, no podía ser mejor, la brisa del mar le daba en la cara y una sonrisa se dibujaba en su rostro hasta que sus amigos decidieron ir por el camino más peligroso, ese donde había grandes bajadas y subidas pero que era el camino más corto, ¿por qué será que lo mejor siempre cuesta más?. 

Sin embargo, eso no detuvo a Martina, nada le detenía cuando se proponía algo. Por tanto, llenó sus pulmones de aire y empezó a coger velocidad y más velocidad para encarar la bajada que tenía delante de ella y cuando intentó frenar, descubrió que los frenos no funcionaban, el terror se apoderó de ella y a pesar de poner los pies en el suelo, perdió el control y se cayó. Ese día, más que los arañazos, lo que más le dolía a Martina era no poder pasar nunca de aquella cuesta ¿y si volvía a caerse?

Esos pensamientos no podían apoderarse de ella, así que al día siguiente decidió intentarlo de nuevo, esta vez de una forma distinta. Se aseguró de llevar unos buenos frenos, y de que estos funcionaran, y cuando llegó a la bajada del día anterior, decidió ir con mucha cautela, vigilando la velocidad, para llegar al final sin resbalar. Fue la mejor sensación del mundo. ¡Lo había logrado!

Por supuesto que durante todo el verano hubo más caídas pero siempre compensaron a los momentos malos. El miedo no iba a frenarla, esos minutos subida en su bici compensaba cualquier cosa. Era el momento del día, en el que se iba imaginando todas las cosas buenas que tenía el verano, el momento en que sólo importaban ella y su bici. Ese verano aprendió una de las lecciones más decisivas en su vida: Lo que importa no son las caídas, sino lo que aprendía con cada una de ellas.

El verano es una buena época para aprender cosas nuevas, cosas como la relación que existe entre nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestras conductas. No permitas que el miedo te frene. Este es un cuento con el que podemos enseñar a los más pequeños de la casa que lo que importa no son las caídas, sino lo que aprendemos en cada caída; que nuestros pensamientos influyen en lo que hacemos y dejamos de hacer.