lunes, 3 de febrero de 2014

Entusiasmo



      Esperar que el domingo por la mañana haya churros con chocolate para desayunar, 

puede entusiasmar tanto a un niño de cinco años como a una investigadora  encontrar la 

respuesta a un problema cuya solución buscaba desde hace años.



       El entusiasmo suele ser considerado una de las piezas más importantes del motor 

del comportamiento. 


      Quien está entusiasmado con algo, muestra una actitud positiva y se esfuerza más 

por conseguir su objetivo. La conducta de una persona es la que nos indica el nivel de 

entusiasmo que tiene hacia determinas cosas.


      El entusiasmo se puede desarrollar y para ello, tenemos que mover los hilos de la 

motivación, el optimismo y las expectativas. La motivación es la que nos hace actuar, el 

optimismo nos invita a pensar que alcanzar lo que nos hemos propuesto es posible y unas

expectativas realistas nos ayudarán a proceder del modo correcto.

      Y a ti ¿qué te entusiasma?

No hay comentarios:

Publicar un comentario