lunes, 20 de enero de 2014

El aburrimiento


     Cuando te gustaría implicarte en una actividad satisfactoria, pero no lo consigues, te
 sientes aburrido. El aburrimiento es un estado emocional desagradable que, aunque
parece ser negativo para quien lo sufre, también  tiene su lado positivo porque este
sentimiento nos indica que necesitamos hacer cambios y nos incita a aprender cosas
nuevas, a inspeccionar con detenimiento lo que nos rodea, a ser creativos, etc.


      Sentirse aburrido/a en un momento dado es algo muy normal, pero si este
sentimiento se alarga en el tiempo puede tener consecuencias nocivas porque el
aburrimiento puede arrojar a la persona que lo sufre hacia actividades perjudiciales
para él o ella, como comer o beber en exceso, abusar de los juegos de azar, implicarse
en actividades de riesgo, etc.


       Entre las causas del aburrimiento se encuentran la falta de motivación, un escaso
control de la situación, problemas para mantener la atención y no tener metas a las que
dirigirnos.

      En ocasiones nos implicamos en actividades por hacer algo, por pasar el rato,
actividades a las que no otorgamos ningún valor y con ello, lo que conseguimos es estar
en continua búsqueda de tareas porque nos aburrimos enseguida de las actividades que
estamos realizando. 


      Marcarnos una meta importante para nosotros, que implique aprendizaje y
creatividad  y motivarnos para conseguir superar ese reto, es el mejor modo de vencer
 el aburrimiento.
 rocioriverolopez@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario