jueves, 14 de noviembre de 2013

Secuelas de una traición


      Cuando tras depositar nuestra confianza en alguien descubrimos que esa persona
nos engañó, nos sentimos traicionados.

      La traición se define como la violación de la fidelidad o lealtad que se debe y es una
de las acciones más destructivas en las relaciones humanas.
     Ante la traición dejamos de creer en las personas que nos traicionan y es muy difícil
que volvamos a confiar en ellos y/o ellas porque aprendemos que estas personas
anteponen sus necesidades a la de los demás a cualquier precio. Descubrimos que no son
 amigos/as de nadie.

      Tras ser traicionados es normal sentir rabia, ira, rencor, odio, impotencia e incluso
deseo de venganza. Si estos sentimientos no son canalizados correctamente, pueden
surgir problemas de autoestima que deben ser tratados.
 
 

      La traición no sólo tiene consecuencias negativas en los traicionados, también
provoca graves problemas  a los traidores, estos ven como disminuyen sus amistades y
al irse quedando solos/as se dan cuenta de lo vacía que está su vida.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario