jueves, 17 de octubre de 2013

Mutismo selectivo


      La incapacidad persistente de hablar en situaciones sociales específicas, como en el
colegio, con compañeros de juegos o con adultos y, sin embargo, hacerlo con normalidad
en otras muchas circunstancias, se denomina Mutismo Selectivo.
 
 

      Las personas que sufren mutismo selectivo ven como disminuye su rendimiento

escolar y sus relaciones sociales y/o familiares. Por lo que es necesario estar atentos si

 este problema dura más de un mes y no se limita al primer mes de escolaridad, durante

el cual muchos niños pueden manifestar timidez.
 
 

      La incapacidad para hablar no se debe al desconocimiento de la lengua hablada. Los
afectados se comunican mediante gestos, movimientos, sacudidas de cabeza y, en otros
casos, con palabras de una sola sílaba.

      El Mutismo Selectivo debe distinguirse de los trastornos del habla, que se explican

por dificultades en la comunicación, como pueden ser los trastornos fonológicos o los
trastornos del lenguaje expresivo. En estos casos, la alteración del habla no se limita a
una situación social específica, como ocurre en el mutismo selectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario