jueves, 31 de octubre de 2013

Megarexia


      La anorexia y la bulimia son los desórdenes alimenticios más conocidos, pero
–desafortunadamente- existen algunos más, como la megarexia.

      Las personas con megarexia, a pesar de sufrir obesidad, se ven delgadas y sanas
porque padecen una distorsión de su imagen corporal y presentan una negación a asumir
su sobrepeso. Creen que su peso es adecuado a su talla y que pueden seguir comiendo
alimentos no saludables y perjudiciales para la salud.
 
 

      Las consecuencias de la megarexia
pueden ser graves, ya que una alimentación
incorrecta provoca anemia, desnutrición,
falta de energía, diabetes y problemas
respiratorios, entre otros. Por lo que, se
hace necesaria la intervención psicológica
para que la persona asuma que es obesa,
que no está comiendo sano y que debe
aprender a comer y hacer ejercicio para
reducir su peso.
Nuestra salud depende, en gran medida, de nuestro estilo de vida.

jueves, 24 de octubre de 2013

Cómo vencer la timidez


Cuando la timidez afecta a nuestras tareas del día a día, a nuestra vida social, a las
actividades que más nos gustan, etc. se hace necesaria la intervención profesional.
 
 

¿Te gustaría saber qué puedes hacer para manejar tu timidez?

Te lo cuento a partir del minuto 22:00. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo.

jueves, 17 de octubre de 2013

Mutismo selectivo


      La incapacidad persistente de hablar en situaciones sociales específicas, como en el
colegio, con compañeros de juegos o con adultos y, sin embargo, hacerlo con normalidad
en otras muchas circunstancias, se denomina Mutismo Selectivo.
 
 

      Las personas que sufren mutismo selectivo ven como disminuye su rendimiento

escolar y sus relaciones sociales y/o familiares. Por lo que es necesario estar atentos si

 este problema dura más de un mes y no se limita al primer mes de escolaridad, durante

el cual muchos niños pueden manifestar timidez.
 
 

      La incapacidad para hablar no se debe al desconocimiento de la lengua hablada. Los
afectados se comunican mediante gestos, movimientos, sacudidas de cabeza y, en otros
casos, con palabras de una sola sílaba.

      El Mutismo Selectivo debe distinguirse de los trastornos del habla, que se explican

por dificultades en la comunicación, como pueden ser los trastornos fonológicos o los
trastornos del lenguaje expresivo. En estos casos, la alteración del habla no se limita a
una situación social específica, como ocurre en el mutismo selectivo.

jueves, 10 de octubre de 2013

Miedo a conocer gente nueva


El miedo a conocer gente nueva puede expresar inseguridad, baja autoestima, falta de
confianza en uno mismo y también en los demás. Este miedo te alejará de las
actividades y de las personas que te gustan, encerrándote en ti mismo y convirtiéndote
en una persona tímida, retraída, con dificultad para expresar tus emociones, etc.
 
 

-      ¿Cuál es el origen del miedo a conocer gente nueva?

-      ¿El miedo a conocer gente nueva afecta por igual a hombres y mujeres?

-      ¿Qué síntomas tienen las personas con miedo a conocer gente nueva?

-      ¿Cómo se puede combatir el miedo a conocer gente nueva?

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 20:46. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo.

jueves, 3 de octubre de 2013

Consecuencias psicológicas del desempleo


     “Nuestro empleo” da una imagen de nosotros mismos y nos proporciona una posición y
estatus reconocido socialmente. Además, nos identificamos y sentimos que
pertenecemos al grupo donde trabajamos porque en el se produce una continuidad en las
 relaciones sociales, así, se entiende que el trabajo es el medio principal a través del
cual nos relacionamos con el mundo, sintiéndonos útiles, por ello, la falta de empleo o
trabajar en condiciones precarias provoca estados de depresión y ansiedad.
 
 

      La falta de control que se produce en la situación de desempleo, el sentimiento de
inferioridad, la “inactividad”, la disminución de las relaciones personales, la percepción
negativa de uno mismo, el sentimiento de culpa, etc. pueden desencadenar en serias
alteraciones cognitivas y emocionales.

       Nadie duda de las consecuencias económicas que se producen en la situación de
desempleo, pero no se deben olvidar los efectos psicológicos de esta circunstancia.
 

      Hay una pregunta que se repiten un gran número de desempleados durante su
búsqueda de empleo, y esa pregunta es: “¿Qué hago mal?” otras muchas personas que se
 encuentran en esta misma situación, normalmente los más jóvenes, se sienten
frustrados porque a pesar de hacer todo lo que la sociedad pedía para conseguir un
buen empleo (formación universitaria, doctorado, máster oficial, estudios de idiomas…)
no consiguen ningún puesto de trabajo.

¿Alguien tiene respuestas sinceras?