martes, 11 de junio de 2013

¿Síndrome de Alienación Parental? (SAP)


Cada vez son más los padres y madres angustiados porque su separación está
destruyendo la relación con sus hijos/as. En los últimos años las separaciones
conflictivas han dado origen a un grave problema: la Alienación Parental.
 
 

La Alienación Parental se produce cuando en los procedimientos de
separaciones o divorcios contenciosos, uno de los progenitores  -normalmente el
custodio- transforma la conciencia de sus hijos y/o hijas, les “lava el cerebro”, para
impedir, obstaculizar o destruir los vínculos con el otro progenitor. Se crea tal
desorden en los hijos y/o hijas, que estos desprestigian  al otro progenitor sin
justificación.

En la actualidad El Síndrome de Alienación Parental (SAP) no está reconocido en ningún

manual diagnóstico, es decir, no existe el síndrome, pero si la alienación parental que

 puede manifestarse a través de diferentes comportamientos y estrategias, entre los

que se encuentran:
 
 
  • Negarse a  pasar las llamadas telefónicas a los/as hijos/as.
  • Organizar actividades con los/as niños/as durante el periodo que el otro progenitor debe ejercer su derecho de visita.
  • Presentar a un nuevo cónyuge a sus hijos/as como su nueva madre o su nuevo padre.
  • Interceptar el correo y los paquetes enviados a los/as hijos/as.
  • Desvalorizar e insultar al otro progenitor delante de los/as hijos/as.
  • No informar al otro progenitor de las actividades en las cuales están implicados los/as hijos/as (partidos deportivos, actuaciones teatrales, actividades extraescolares, etc.)
  • Hablar de manera descortés del nuevo cónyuge del otro progenitor.
  • Impedir al otro progenitor ejercer su derecho de visita.
  • “Olvidarse” de avisar al otro progenitor de citas importantes (dentista, médico, psicólogo, etc.)
  • Implicar a su entorno (su madre, su nuevo cónyuge, hermanos, etc.) en el “lavado de cerebro” de los/as hijos/as.
  • Tomar decisiones importantes a propósito de los/as hijos/as sin consultar al otro progenitor (elección de la religión, del colegio, de las actividades extraescolares, etc.)
  • Cambiar (o intentar cambiar) los apellidos o nombres de los/as hijos/as.
  • Impedir al otro progenitor el acceso a los expedientes escolares y médicos de los/as hijos/as.
  • Irse de vacaciones sin los/las hijos/as y dejarlos con otra persona, aunque el otro progenitor esté disponible y dispuesto a ocuparse de ellos/ellas.
  • Decir a los/as hijos/as que la ropa que el otro progenitor les ha comprado es fea y prohibirles ponérsela.
  • Amenazar con castigo a los/as hijos/as si se atreven a llamar, a escribir o a contactar del modo que sea con el otro progenitor.
  • Reprochar al otro progenitor el mal comportamiento de los/as hijos/as.  

4 comentarios:

  1. Ufff... no soy psicóloga, sabia de estos problemas en las separaciones, pero no tenia idea que se ha transformado en un sindrome. muchas gracias por la informacion.
    Ivonne Cruz, Chile.

    ResponderEliminar
  2. Buenos dias Rocio muchas gracias por tocar este tema tan importante que fracmenta, deteriora la relacion familiar y las graves consecuencias emocinales que dejan en los hijos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a vosotros por leerlo y por dejar el comentario.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Si Rocío trabajo en el Poder Judicial como perito psicologa forense y veo y tengo permanentemente casos de Alienación parental es muy importante e interesante el tema
    También veo mucho maltrato infantil y abuso sexual gracias por comunicarnos Stella

    ResponderEliminar