jueves, 7 de marzo de 2013

Distancia social, la distancia que nos separa de los extraños


La distancia social, la que

usamos con desconocidos, va

desde el metro y medio hasta

los  tres metros. Es decir,

cuando alguien a quien no

conocemos nos pregunta algo

por la calle, cuando nos

presentan a un nuevo

compañero de trabajo, cuando nos acercamos a un desconocido, guardamos una

distancia de metro y medio como mínimo y tres metros como máximo. Esta es la norma

que seguimos con la gente con la que no mantenemos una relación de amistad.

Sin embargo, hay quien afirma que guardar tres metros de distancia con quien estamos
interactuando es desmesurado y colocarse a metro y medio de alguien a quien acabamos
 de conocer es atrevido, e incluso con esta última distancia podemos generar una
situación incómoda.
 
 

Aunque existen diferentes opiniones acerca de cuál
es la distancia idónea que hay que guardar con
alguien a quien acabamos de conocer, lo cierto es
que podemos averiguar la confianza que otra
persona tiene en nosotros a través de la distancia
corporal.
 
En las relaciones de negocios, podemos usar la distancia social como una herramienta
más para cerrar el trato que buscamos con éxito y para ello, tendremos que reducir esa
distancia sin hacer sentir incómodo a nuestro interlocutor.
 
 



 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario