lunes, 25 de febrero de 2013

Dibujos, sentimientos y personalidad con Iván Solbes


“Un terremoto asoló mi vida, pero si he sobrevivido todo lo demás da igual. Quizá sienta
que mis pisos han quedado descolocados, pero lo importante es que no me he
derrumbado. Lo mejor es mirar al futuro con optimismo y, ¿quién sabe?, quizá esta
nueva postura acaba siendo más divertida que la rectitud anterior”.
 
Iván Solbes
 
A través de los dibujos expresamos sentimientos, emociones, deseos y preocupaciones.

Existe evidencia de que los dibujos son un medio para conocer nuestro mundo interior. 
 Se puede decir que un dibujo vale más que mil palabras, sobre todo cuando hablamos de
 personas a las que les cuesta expresar sus sentimientos. Pero un dibujo no sólo nos
habla de los sentimientos de quien lo realizó, sino que también nos cuenta algo acerca
de su personalidad.

Cuando Iván Solbes, ilustrador, realizó este dibujo, inspirándose en una foto del
terremoto que tuvo lugar en Chile en el año 2010, en la que aparecía un bloque de
apartamentos que había quedado “descolocado”, pero no se había derrumbado del todo;
reflejó en el lo que estaba viviendo en aquella época, realizando un paralelismo entre la
 foto que vio y lo que -en ese momento- él estaba experimentando. “Mi vida se había
descolocado un poco, todo había cambiado, pero una vez terminado el temblor yo seguía
ahí, en pie y mirando al mundo desde un punto de vista diferente”.

 Iván  corrobora que en todos los aspectos de un dibujo, tanto
 en la temática como en la técnica, se puede descifrar algo
acerca de la persona que lo dibujó.  Por ejemplo, unos artistas
 muestran en la escena una gran verdad desnuda, sin ningún
tipo de velo, otros se expresan en un lenguaje secreto y apto
sólo para iniciados. Mientras unos nos muestran una gran
seguridad en sí mismos dibujando con trazos sueltos y
certeros,  otros nos permiten observar su timidez a través de
sus obras.
 

 Iván añade que son muchos los factores  que hacen que un dibujo salga mejor que

 otro y, probablemente, entre ellos se encuentre la empatía que se produce entre

el artista y los modelos.


Cuando el modelo no es muy comunicativo te puede aburrir, pero esto también tiene un

lado positivo porque te hace buscar en su personalidad o en su físico algo que llena ese

vacío. Son factores tan sumamente sutiles los que hacen que un dibujo sea mejor que

otro, que creo que no es posible medirlos, de ahí lo mágico del Arte, concluye Iván.

rocioriverolopez@gmail.com
 
 

miércoles, 20 de febrero de 2013

FOMO (Fear Of Missing Out) Miedo a perderse algo


Cada vez son más las personas que sienten que su vida es mucho menos interesante que
la de sus conocidos y que tienen siempre la sensación de estar perdiéndose algo.

Cualquier buen momento finaliza al descubrir que alguno de tus amigos está pasándoselo
bien en algo que tú desconocías.
 
 

Las redes sociales, en las que sólo se cuenta lo bueno, se están convirtiendo en un nuevo
 estímulo de ansiedad, dando lugar a  FOMO, Fear Of Missing Out.  Se puede traducir
como miedo a perderse algo.

 
Este miedo está íntimamente relacionado con las nuevas
tecnologías y, en especial,  con el flujo de información de las
redes sociales.

 
 
 
-      ¿Qué es FOMO y cómo surge?
 
      -      ¿Qué datos hay sobre este miedo?

-      ¿Cómo sabemos si padecemos FOMO?

-      ¿Qué podemos hacer para no convertirnos en esclavos de las redes sociales?

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 30:35.  Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo.
 

viernes, 15 de febrero de 2013

Ventajas cognitivas del bilingüismo


 
Entre las principales ventajas
de estudiar una segunda lengua,
 a nivel cognitivo, se encuentra
el control de la atención, que se
 potencia cuando se emplea más
 de un idioma.

 
También mejoran funciones ejecutivas como la planificación y la toma de decisiones.
Este mejor control de la atención y de las funciones ejecutivas, nos proporciona
ventajas para desarrollar otras habilidades cognitivas durante toda la vida.

Los últimos estudios realizados muestran que el cerebro de los adultos que aprenden
una nueva lengua aumenta de grosor en el hemisferio izquierdo, que es el que está
implicado en el procesamiento acústico, la comprensión y la articulación de las palabras.
 El hipocampo también aumenta de tamaño, beneficiándose así la memoria y el
aprendizaje.
 
 

De este modo, el bilingüismo parece contribuir a aumentar la reserva cognitiva que
confiere cierta protección contra la enfermedad de Alzheimer.

 

¿A que son suficientes motivos para estudiar una segunda lengua?
 
 

 


domingo, 10 de febrero de 2013

Realidad y percepción


De manera habitual tratamos de enmarcar a los
demás dentro de patrones de comportamiento, sin
tener en cuenta que por más que intentemos
asemejarnos los unos a los otros, difícilmente
encontraremos similitudes.

 
Cada uno de nosotros tiene su propio camino, su pasado, su presente y su futuro. Al ser
diferente la vida de cada persona, nuestra visión o percepción de la realidad también lo
es.
 
 

Comenzamos a aprender cosas a una edad muy temprana, guardando en nuestra memoria
 los motivos o las explicaciones bajo las cuales categorizamos cada una de las
experiencias que vivimos y que antes eran desconocidas para nosotros. Es así como
vamos creando nuestra propia realidad, realidad que queda fijada en nuestra mente y
que, a veces, pensamos que es la única que existe.
 
 

Sin embargo, no debemos olvidar que nuestra visión de la realidad queda condicionada
al modo en que interpretamos lo que ocurre a nuestro alrededor. Podríamos pensar que
la vida sería más fácil si todos interpretáramos lo que sucede del mismo modo, pero
¿qué aprenderíamos entonces?
 
Es precisamente la percepción de los demás lo que complementa la nuestra, y viceversa.

rocioriverolopez@gmail.com

miércoles, 6 de febrero de 2013

Música y concentración



 Existen numerosos estudios que demuestran que la música afecta a nuestro 

cerebro de  una manera positiva. 


Como el pensamiento, las composiciones musicales tienen comienzo, desarrollo y final, y 

como la voz, son un conjunto de tonos, intensidades, timbres y ritmos que recibimos de 

forma organizada.




-      ¿Escuchar música puede facilitar el trabajo mental?

-      ¿La música clásica interfiere en el estudio?

-      ¿Qué diferencia hay entre escuchar música pop, tecno, rap, etc.  y escuchar

     música clásica mientras realizamos un trabajo que requiere esfuerzo mental?

-       ¿Qué música estimula la concentración?

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 33:39. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo.

 







sábado, 2 de febrero de 2013

Verde de envidia


A lo largo del día ¿cuántas veces deseas algo que no posees? ¿Cuántas veces sientes
dolor o desdicha por no tener algo que un conocido si tiene?

 
La envidia es un sentimiento de frustración
difícil de soportar y no siempre es explícita
y transparente.

 
 
Las expresiones más comunes de la envidia son las críticas,  las ofensas, el rechazo, la
agresión, la rivalidad, la venganza etc.

Las personas envidiosas tienen en común la
no aceptación de sus carencias, están
insatisfechas y sienten rencor contra las
personas que poseen algo que ellas desean
(experiencia, dinero, éxito, valor, etc.).

En vez de utilizar sus facultades para conseguir lo que quieren, prefieren eliminar lo
que ellos consideran “competencia”. De este modo, la envidia se convierte en una
defensa típica de las personas más débiles y acomplejadas. Los estudios que se han
realizado en torno a este sentimiento, coinciden con Napoleón en que la envidia es una
declaración de inferioridad.

Cuando la envidia nos ataca tenemos que
enfrentarnos a ella, de lo contrario podemos
sufrir ansiedad, trastornos del apetito y del
sueño, pero la peor consecuencia que puede
 tener este sentimiento es la actitud  con la que
haremos frente al día a día.
Viviremos convencidos de que la suerte de los demás no es merecida y no
contemplaremos la opción de trabajar para alcanzar nuestros objetivos.

El dolor que provoca la envidia nos recuerda que hay
algo que deseamos y que aún no lo hemos logrado. Es
entonces cuando debemos preguntarnos por qué no
hemos alcanzado ese deseo en particular y cuáles son
los recursos que necesitamos para lograrlo.