martes, 29 de enero de 2013

La comunicación no verbal


La causa de muchos de los malentendidos que se producen es una comunicación
deficiente. ¿Cuántas veces te han preguntado si te has enfadado cuando realmente no
es así? ¿Cuántas veces te han dicho que estás siendo irónico cuando no es esa tu
intención?

La comprensión de un mensaje no sólo depende de lo que decimos, escribimos o

mostramos.
 
 

-¿De qué depende la comprensión de un mensaje?

-¿Qué son los componentes no verbales?

- ¿Qué importancia tienen los componentes no verbales en la transmisión de un mensaje?

-¿Qué podemos hacer para tener éxito al hablar en público?

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 15:53. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo
 

viernes, 25 de enero de 2013

Las dimensiones de la ira


Cuando alguien nos traiciona, cuando la salud nos falla, cuando no podemos controlar una
 determinada situación o las acciones de los demás, sólo nos queda aceptar la realidad.
En estos momentos nos cuesta aparentar que somos felices y no podemos sonreír ni ver
 el vaso medio lleno porque nuestros pensamientos no son positivos.
 
 

Este tipo de situaciones también tiene consecuencias en nuestro organismo,
aumentando nuestro ritmo cardiaco, nuestra presión arterial, nuestros niveles de
adrenalina y noradrenalina. Se tensa nuestra musculatura corporal y podemos tener
problemas para dormir y comer.
 
 

Cuando esto ocurre, estamos siendo víctimas de una
emoción que se expresa con el resentimiento, la furia y/o
la irritabilidad. Estamos siendo presas de nuestra ira.

Aunque la ira es una respuesta para atacar o huir ante
una amenaza, se puede convertir en el sentimiento
predominante de quien toma una decisión consciente de
hacer algo para terminar, inmediatamente, con el daño
percibido o la amenaza, provocando demasiadas consecuencias físicas y mentales.

Por ello, es recomendable expresar de forma clara el motivo de nuestra ira. Transmitir
lo que pensamos y sentimos nos ayuda a canalizar nuestra ira de un modo sano, sin
provocar daños a otras personas ni a nosotros mismos.
 
 
 

lunes, 21 de enero de 2013

La habilidad de saber escuchar


Todos pensamos que escuchar es importante, pero ¿cuántos de nosotros lo hacemos
bien? La habilidad de saber escuchar es más difícil de encontrar y desarrollar que la de
ser un buen comunicador, pero proporciona mayores beneficios que esta última.

Muchas veces, centramos nuestra atención en lo que vamos a decir después de que
termine de hablar la otra persona, sin hacer el más mínimo esfuerzo en intentar
comprobar lo que creemos haber oído o reconocer el tono y los matices emotivos en que
 se nos ha transmitido el mensaje.
 
 

1. ¿Qué diferencia hay entre escuchar y oír?

2. ¿Se puede aprender a escuchar?

3. ¿Cuáles son algunas de las cosas que se pueden hacer para aprender a escuchar?

4. ¿Qué es la escucha activa?

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 31:17. Haz "clic" en el enlace
de abajo para escucharlo
 
 

miércoles, 16 de enero de 2013

Concentración y eficacia, binomio inseparable. Ejercicios prácticos


Frases como “intenta no distraerte”, “deja de pensar en otra cosa y presta atención a
lo que haces”, “no estás en lo que estás” etc.  tienen un denominador común, la
concentración.

Concentrarse consiste en centrar
voluntariamente toda la atención en algo,
ya sea un objeto, una actividad que
estamos realizando o una actividad que
 pensamos realizar.



Podemos decir que estamos concentrados cuando no hay nada que nos haga desviar la
 
atención de lo que estamos haciendo o pensando.
 
La concentración es especialmente importante en los procesos de aprendizaje y
entrenamiento, por eso se recomienda potenciar esta capacidad que es imprescindible
para la adquisición de nuevos conocimientos.

Para desarrollar la concentración tenemos que entrenarnos en focalizar nuestra
atención en estímulos relevantes, mientras dejamos a un lado los estímulos irrelevantes.
 
 
 Si practicamos diariamente ejercicios como los que expongo a continuación, nuestro
nivel de concentración aumentará.

Ejercicios que incrementan nuestra capacidad de concentración:

-      Elige un pensamiento sobre algo en particular e intenta estar el mayor tiempo
 
posible pensando en eso sin que otros pensamientos entren en tu cabeza. Puedes
 
medir el tiempo que transcurre desde que comienzas a pensar en lo que has elegido
 
hasta que un nuevo pensamiento invade tu mente.
 
 

-      Abre un libro por una página cualquiera y cuenta todas las palabras que hay en un
 
párrafo determinado.
 

-      Cuando estés leyendo el periódico, elige una página y señala en ella todas las
letras /m/ que encuentres.

sábado, 12 de enero de 2013

La disciplina es la mejor compañera para alcanzar tus objetivos


 La palabra disciplina se usa para describir la acción persistente, sistemática y
organizada de quienes intentan alcanzar determinados logros.

Hay quien afirma que la verdadera disciplina no es la que nos imponen, sino la que
proviene de nuestro interior. Por tanto, conseguir o no nuestros objetivos depende, en
gran medida, de lo disciplinados que seamos; la disciplina es un vehículo que nos lleva
hacía nuestras metas.

 
1. ¿Por qué nos cuesta tanto ser disciplinados?

2. ¿Tener disciplina es realmente positivo?

3. ¿Ser indisciplinado provoca algún tipo de sentimiento?

4. ¿Qué podemos hacer ante situaciones en las que nos cuesta ser disciplinados?
Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 29:30. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo

"Vamos a aprender a conocernos con Rocío Rivero"Programa Radio Guadalquivir

rocioriverolopez@gmail.com

martes, 8 de enero de 2013

Tu verdadero valor te hace incomparable


Se dice, se cuenta, se rumorea que cada vez son más las personas que
no se sienten valoradas.
 
 
Si buscamos el significado de la palabra valor, encontramos:
 
 Precio, suma de dinero en que se valora o aprecia algo.
Cualidad, virtud o utilidad que hacen que algo o alguien
sean apreciados. Importancia de una cosa, acción, palabra
 o frase.

Atendiendo a la definición podríamos decir que la clave está en el precio, la
cualidad o cualidades y la importancia. Pero el valor de algo también queda sujeto
al significado que nosotros le otorgamos a “ese algo”, ya sea un objeto, una
comida, una planta, una ilusión etc. Por este motivo un mismo objeto, un mismo
sueño o un mismo alimento no tienen idéntico valor para todo el mundo.

El significado que le concedemos a las cosas multiplica su importancia en aquello
que no se puede medir con una moneda o con un metro, por ejemplo ¿cómo
valoramos una sonrisa? La sonrisa dura tan sólo un instante, no se puede
comprar, prestar o robar y, además, no tiene valor hasta el momento en que se
produce. No todas las sonrisas tienen el mismo valor, no vale lo mismo una sonrisa
pedida que una sonrisa espontánea.

El valor de las cosas depende del significado que tú le des, depende de lo que te
hace recordar o de lo que te lleva a pensar, sentir e incluso, de cómo te hace
actuar. De este modo, podríamos decir que el valor de algo dependerá de quien lo
valore; pero ¿cualquiera puede descubrir el verdadero valor de las cosas?
 



 

Algo muy parecido sucede con el valor de las
personas, ¿cualquiera puede descubrir nuestro
verdadero valor? Puedes sentir que alguien te
infravalora cuando sus palabras, gestos o actos no
están a la altura de tu trabajo, esfuerzo, disposición,
actitud etc. Tal vez, esa persona aún no han
encontrado tu verdadero valor, pero y tú, ¿lo has
descubierto?




rocioriverolopez@gmail.com

jueves, 3 de enero de 2013

Soledad, ¿contigo o sin ti?


Dicen que la soledad nunca cuestiona lo que pensamos y aunque nos guste que nuestros
pensamientos no sean puestos en duda, la soledad no es buena compañera. La soledad
debe ser un estado transitorio porque somos seres sociales y necesitamos a los demás.
 
 

-      ¿Qué es la soledad?

-      ¿Cómo se puede interpretar la soledad?

-      ¿Por qué se produce el sentimiento de soledad?

-      ¿En qué consiste la soledad social?

-      ¿Cómo podemos vencer la soledad?

Te respondo a todas estas preguntas a partir del minuto 28:35. Haz "clic" en el enlace de abajo para escucharlo.
"Vamos a aprender a conocernos con Rocío Rivero" Programa Radio Guadalquivir

rocioriverolopez@gmail.com