jueves, 30 de agosto de 2012

Estudiar de un modo activo


A las puertas de los exámenes de septiembre, muchos estudiantes se preguntan si conseguirán recordar todo lo que han estudiado hasta ahora. Para conseguir recordar algo es importante cuidar la forma en que almacenamos la información. En el caso de los estudiantes es esencial que realicen un estudio activo. Estudiar de manera activa consiste en:

·         Leer ordenadamente, desde el principio, en vez de comenzar por lo que se piensa que el profesor va a preguntar en el examen.

·          Leer para entender y para conseguir esto debemos preguntarnos cuáles son las ideas y los hechos más importantes que el texto nos está contando.

·         Subrayar las ideas principales, las palabras que recojan la idea general del texto, no hay que subrayarlo todo. Esta técnica nos ayudará a recordar con facilidad lo que se leyó.

·         Para hacer los resúmenes debemos pensar y no copiar frases sin entenderlas. Hay que tratar de relacionar, concretar y formular las ideas fundamentales que se han leído. Hacer esto a menudo, nos ayuda a ejercitarnos en el análisis y la síntesis.

·         Hacerse preguntas relacionadas con el tema que se está estudiando. El hábito de hacerse preguntas y responderlas produce una mayor confianza en uno mismo para resolver los exámenes.

·         Examinarnos nosotros mismos. Algunos libros de textos traen al final de cada capítulo preguntas y problemas que podemos resolver, esta es una manera sencilla de examinarse.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario