jueves, 28 de junio de 2012

Algo sobre la risa



La risa aparece temprano en nuestras vidas, antes de la quinta semana de nacimiento el
 bebé ya sonríe ante los estímulos que se le presentan; ¿pero realmente conocemos los
beneficios y las funciones de la risa?, ¿te gustaría saber cuáles son?


Te lo cuento a partir del minuto 19:16 del programa. Sólo tienes que hacer "clic" en el enlace de abajo.
"Vamos a aprender a conocernos con Rocío Rivero". Programa de Radio Guadalquivir


rocioriverolopez@gmail.com

sábado, 23 de junio de 2012

Valórate.


A veces, cuando lo que nos ocurre no es positivo, cuando las circunstancias no son del todo favorables; nos infravaloramos y tendemos a  pensar que si lo que nos rodea no es bueno o bonito, nosotros tampoco lo somos.
Todos estos pensamientos nos impiden brillar con luz propia y, ¿realmente te gusta permanecer apagado/a?
Os invito a leer el siguiente cuento:


En un jardín de matorrales, entre hierbas y maleza, apareció como salida de la nada una rosa blanca. Era blanca como la nieve, sus pétalos parecían de terciopelo y el rocío de la mañana brillaba sobre sus hojas como cristales resplandecientes. Ella no podía verse, por eso no sabía lo bonita que era.
Por ello pasó los pocos días que fue flor hasta que empezó a marchitarse sin saber que a su alrededor todos estaban pendientes de ella y de su perfección: su perfume, la suavidad de sus pétalos, su armonía. No se daba cuenta de que todo el que la veía tenia elogios hacia ella. Las malas hierbas que la envolvían estaban fascinadas con su belleza y vivían hechizadas por su aroma y elegancia.

Un día de mucho sol y calor, una muchacha paseaba por el jardín pensando cuántas cosas bonitas nos regala la madre tierra, cuando de pronto vio una rosa blanca en una parte olvidada del jardín, que empezaba a marchitarse.

–Hace días que no llueve, pensó – si se queda aquí mañana ya estará mustia. La llevaré a casa y la pondré en aquel jarrón tan bonito que me regalaron.
Y así lo hizo. Con todo su amor puso la rosa marchita en agua, en un lindo jarrón de cristal de colores, y lo acercó a la ventana.- La dejaré aquí, pensó –porque así le llegará la luz del sol. Lo que la joven no sabía es que su reflejo en la ventana mostraba a la rosa un retrato de ella misma que jamás había llegado a conocer.

-¿Esta soy yo? Pensó. Poco a poco sus hojas inclinadas hacia el suelo se fueron enderezando y miraban de nuevo hacia el sol y así, lentamente, fue recuperando su estilizada silueta. Cuando ya estuvo totalmente restablecida vio, mirándose al cristal, que era una hermosa flor, y pensó: ¡¡Vaya!!
Hasta ahora no me he dado cuenta de quién era, ¿cómo he podido estar tan ciega?
La rosa descubrió que había pasado sus días sin apreciar su belleza. Sin mirarse bien a sí misma para saber quién era en realidad.

Si quieres saber quién eres de verdad, olvida lo que ves a tu alrededor y mira siempre en tu corazón.


       Rosa María Roé 
Merece la pena mirar nuestro reflejo en la ventana de vez en cuando, eso nos ayudará a seguir nuestro camino y a impedir que nuestros miedos sean más grandes que nuestros sueños.

miércoles, 20 de junio de 2012

Entrenar por sensaciones


La práctica de ejercicio físico no sólo provoca beneficios en nuestro cuerpo, también favorece nuestra salud mental. Aumenta nuestra sensación de bienestar; nos ayuda a mantener una imagen corporal positiva; alivia el estrés y la tensión; fomenta la relajación y el equilibrio mental, etc.

Si además de practicar ejercicio con regularidad, aprendemos a escuchar nuestro cuerpo, los beneficios de la actividad física serán potenciados.

¿Quieres saber cómo escuchar tu cuerpo mientras haces ejercicio?, ¿cómo entrenar por sensaciones?



Puedes descubrirlo a partir del minuto 9:25 del programa de ayer. Sólo tienes que hacer "clic" en el enlace de abajo.

"Vamos a aprender a conocernos con Rocío Rivero". Programa de Radio Guadalquivir.    


rocioriverolopez@gmail.com                                    

sábado, 16 de junio de 2012

"Bienvenidos a Holanda."


Hace un tiempo, me brindaron la oportunidad de trabajar con afectados por enfermedades raras y con los familiares de los mismos.
Antes de incorporarme a mi puesto de trabajo, comencé a estudiar las implicaciones que tienen estas enfermedades a nivel físico, sin dejar de lado el aspecto psicológico. En el período de búsqueda de información, encontré un escrito de Emily Pearl Kinsgley que me ayudó a empatizar con los familiares de las personas afectadas por estas enfermedades. Dado que el texto refleja bastante bien lo que sienten las familias, he decidido compartirlo con vosotros.




Bienvenidos a Holanda

Esperar un bebe es como planear un fabuloso viaje de vacaciones a Italia: compras muchas guías de turismo y haces unos planes maravillosos: el coliseo, el David de Miguel Angel, las góndolas de Venecia... También puedes aprender algunas frases en italiano.

Todo es muy excitante, después de meses de preparación, finalmente llega el día: Haces las maletas y estas muy nervioso.

Algunas horas después, en el avión, la azafata dice: “Bienvenidos a Holanda.”

“¿Holanda?”, preguntas. “¿Cómo que Holanda?”  ¡Yo pagué para ir a Italia! Toda mi vida he soñado con ir a Italia.”

Sin Embargo, ha habido un cambio en el plan de vuelo, el avión ha aterrizado en Holanda y ahí tienes que quedarte. Así tienes que salir y comprar nuevas guías de turismo, incluso tendrás que aprender un idioma nuevo.

Lo importante es que no te han llevado a un lugar horrible: se trata, simplemente de un lugar diferente. Es más lento y menos deslumbrante que Italia, pero después de pasar allí algún tiempo y de recuperar la respiración, empiezas a mirar a tu alrededor y te das cuenta de que Holanda tiene molinos de viento, tulipanes, incluso Rembrandts...

Pero todos tus conocidos están ocupados yendo y viniendo de Italia, presumiendo de los días  maravillosos que han pasado. Y durante el resto de tú vida, te dirás: “Sí, ahí es donde se suponía que iba yo. Eso es lo que yo había planeado.”

Este dolor no desaparece nunca, porque la pérdida de este sueño es una pérdida muy

significativa. Pero si malgastas tu vida lamentando no haber ido a Italia, nunca podrás ser libre para disfrutar de lo que es especial: las cosas encantadoras que ofrece Holanda.

      Emily Pearl Kinsgley.

Es normal que ante una situación parecida, te sientas triste, enfadado, defraudado, etc. incluso podría decirse que tienes derecho a ello. Todas tus ilusiones, sueños y expectativas se han desvanecido, pero tú no eres el culpable.
Tú puedes hacer que tu hijo tenga más oportunidades, tienes herramientas para enfrentarte a esta situación, herramientas que tienes que aprender a usar y que hay personas dispuestas a enseñarte cómo hacerlo.

rocioriverolopez@gmail.com





miércoles, 13 de junio de 2012

El arte de decir “no”.


El “no” que se ahoga dentro de nosotros y que se siente herido por nuestra inseguridad; nos perseguirá, siempre, dañando nuestra autoestima. Es un “no” horrible, porque es el “no” que no hemos dicho.


-      ¿Por qué es tan importante aprender a decir “no” sin sentirnos mal?

-      ¿Decir “no” es un derecho?

-      ¿Cuál es el secreto para decir “no” y no terminar dando un “sí” que no queremos dar?

-      ¿Cuándo sabemos que estamos formados en el arte de decir “no”?

Te respondo a todas estas preguntas en el programa de Radio Guadalquivir (enlace de abajo), a partir del minuto 15:32. No te quedes con dudas si puedes resolverlas en un “clic”.


miércoles, 6 de junio de 2012

¿Soy optimista o "falso optimista"?


Mucho se ha hablado y oído acerca del OPTIMISMO, pero

-      ¿Sabemos realmente que implica ser optimista?

-      ¿Qué diferencia una actitud optimista de una actitud pesimista?

-       ¿Podemos aprender a ser optimista?

-      ¿Tendremos más éxito siendo optimista?

-      ¿Nuestras relaciones personales mejorarán con una actitud optimista?

-      ¿Optimismo es un sinónimo de ingenuidad?

Te respondo a todas estas cuestiones en el programa de Radio Guadalquivir, a partir del minuto 9:52. No te quedes con la duda, resuélvela haciendo clic en el enlace de abajo.

lunes, 4 de junio de 2012

La motivación para estudiar en los adolescentes


“¿Cómo me motivo?” y “¿cómo consigo motivarle/es?”, son dos de las preguntas que me hacen con más frecuencia.

Entre las definiciones de motivación, encontramos que la motivación es lo que nos mueve a hacer algo y está relacionada con lo que conseguimos haciéndolo. La motivación es predisposición y, esta a su vez, está relacionada con las expectativas.


Por tanto, cada persona tendrá un motivo distinto para realizar una determinada actividad y con el paso del tiempo, una misma persona puede cambiar su motivación hacía algo. Esto es lo que ocurre con la motivación que tienen los adolescentes hacia el estudio, ellos ya no son los niños que antes estudiaban para conseguir una buena nota, para contentar a sus padres o para ser el primero de la clase.  Por su edad, los intereses han cambiado y ahora son otros, ahora sienten la necesidad de:




  • Ser valorados,
  • encontrarle sentido a lo que hacen,
  • tener muchos amigos y dedicarles mucho tiempo,
  • Etc.




Estos son los intereses que vamos a utilizar para incrementar su motivación hacia el estudio y en esta tarea, nunca debemos descuidar LA COMUNICACIÓN.
Tenemos que comunicarnos con ellos, que preguntarles dónde tienen el problema, si algo ha ido mal, les pediremos que piensen qué creen ellos que ha podido pasar, qué les preocupa, etc. Se trata de que sientan que realmente nos interesa lo que les pasa, que no les estamos juzgando, sino intentando ayudarles; hacerles ver que hay cosas que han salido mal pero,  hay otras muchas que les han salido bien y es recomendable ponerles ejemplos de estas últimas.
Hay que dejarles claro que los errores sólo son irremediables cuando no se quieren ver ni aprender de ellos.












11 pasos a seguir para incrementar el rendimiento y la motivación.

1. Ser curioso.

si recordáis, decíamos que los adolescentes tienen la necesidad de encontrarle sentido a lo que hacen.

Cuando estamos interesados en un tema, se nos hace más fácil estudiarlo.
Nosotros podemos ayudarles  a relacionar los temas que están estudiando ahora con los que han estudiado con anterioridad y con sus gustos en la medida de lo posible. Es interesante que aprendan a hacerse preguntas.

2.   Establecer el tiempo, elaborar el plan de estudio.

Ellos van a elaborar su plan de estudio diario. Nosotros, le aconsejaremos que es preferible empezar por lo que menos nos gusta e ir intercalando las asignaturas que nos resultan más complicadas con las que nos resultan más fáciles. Él o ella elegirá a la hora que comenzará a estudiar y a la hora que terminará de hacerlo; cuándo hará los descansos; qué asignaturas estudiará cada día...

Le daremos la opción de estudiar con algún amigo o amiga determinados temas o materia.  

El plan de estudio que se marquen tendrán que cumplirlo porque lo han realizado ellos

  1. Antes de comenzar.
Se deben tomar unos 5 minutos para dejar lo que se estaba haciendo, visualizar la meta del día, relajarse un poco y comenzar.
4.   Empezar.

Empezar es lo más complicado, hay un truco que funciona si realmente se hace bien, se llama el reto de los 5 minutos y consiste en plantearse estudiar durante 5 minutos, sólo 5 minutos, pensamos que vamos a estar estudiando seriamente durante 5 minutos y luego lo dejaremos. Si durante esos 5 minutos estamos estudiando al 100% sin distracciones, una vez que pasen seguiremos estudiando porque ya lo más difícil, que era empezar, lo hemos conseguido.
  
5. Descansos.

Cuando tengamos que parar para descansar un poco, es conveniente que lo hagamos en la parte más interesante o agradable del tema porque así nos será más fácil empezar de nuevo. Se debe hacer un descanso de 5 a 7 minutos tras estar 50 ó 60 minutos estudiando.

6.   Eliminar distracciones.

Es conveniente que no haya cerca ninguna TV, radio, ordenador, revistas, etc. de lo que se trata es de evitar las tentaciones.

7.   Crear un área de estudio agradable.

Con suficiente luz, temperatura adecuada buena ventilación, sin ruidos, etc.

8. Establecer las submetas.

Nos tenemos que poner metas a corto plazo, o lo que es lo mismo, dividir la meta final en metas más pequeñas que son  las que vamos a ir cumpliendo día a día, de manera que la meta final (como puede ser aprobar la asignatura) vendrá de la mano del cumplimiento de las más pequeñas.

9.   Aprender de los errores.

 Durante el tiempo de estudio, tendremos a mano una libreta destinada a anotar los problemas y dudas que vayan surgiendo para que no se nos olvide que tenemos que buscarles solución. Esto también nos va a servir para darnos cuenta de los fallos que hemos cometido.

10.  Repasos.

El tiempo de repaso es muy importante, es recomendable repasar lo que se ha estudiado en las 24 horas posteriores a las que se estudió.

Hay que dedicar un tiempo para repasar, aunque sean 5 minutos, para que se fije el conocimiento. Dentro del plan de estudio incluiremos un espacio para los repasos.

11. Recompensas.

 Si cumplimos con el plan de estudio que nos hemos marcado, nos daremos una recompensa inmediata como puede ser, salir a ver a un amigo, tomar algo, ver la TV, etc.